iWeekend día II


Son las 2 de la madrugada y llego ahora al hotel después de trabajar sin descanso desde las 10 de esta mañana.

A pesar de ello, puedo decir que estoy completamente orgulloso y satisfecho del día de lo que está resultando la experiencia y de lo me está aportando.

No solo aprendo barbaridades a velocidades de vértigo, además comparto puntos de vista interesantes con otros, discuto abiertamente, con actitud positiva colaborativa, haciendo un cowork realmente increíble, trabajando con muchas personas de distintas disciplinas unidas y motivadas por una causa en común.

No se si conseguiremos finalmente nuestro objetivo, porque es realmente una locura, ¡montar una empresa en un fin de semana!, pero sea como sea es un experiencia difícil de superar.

Concretamente hoy, después de mucho trabajo, entre muchas otras cosas hemos definido el concepto, el dominio, un nombre y hasta un logotipo perfecto, y de repente alguien se ha dado cuenta al consultar en el whois que los datos que figuraban no eran los que debería aparecer, sino los de otro.

Todo esto ha sido por culpa de que el registrador usado para el registro DreamHost, es lentísimo a la hora de resolver las peticiones de dominios, tanto que alguien a leído en el blog o en twitter, visto o escuchado en el video streamming, la marca creada y la ha intentado registrar, adelantándose su petición a la nuestra, que se había hecho muchísimo antes, consiguiendo registrar finalmente el dominio que nosotros hemos creado.

Una vez nos hemos dado cuenta de la situación, nos hemos llevado las manos a la cabeza. Pero con una capacidad de reacción sorprendente, hemos cogido el toro por los cuernos y le hemos dado la vuelta a la tortilla.

Buscando soluciones que volvieran el contratiempo a nuestro favor, aprovechando la repercusión mediática del evento y el buzz de la anécdota, (en Google.es hoy había más de 20.400 páginas indexadas sobre la palabra iWeekend), para demostrar a la gente y demostrarnos a nosotros mismos que un obstáculo no nos iba a parar, y que estábamos suficientemente motivados y dispuestos para seguir luchando juntos hasta el final.

De ahí ha surgido el blog mehanrobadoel.com dedicado a todos lo que alguna vez les ha ocurrido esto mismo, para animarles y decirles, que si uno quiere algo, es suficiente con proponérselo para lograrlo.

La banda sonora de esta actitud positiva ha sido la canción de “un limón y medio limón”, han actuado como el hilo conductor y como el toque de humor que nos ha ayudado a afrontar el problema creado desde otra perspectiva, la constructiva.

Para los interesados, el resultado de esta aventura se llama adlemons, una mezcla entre los anuncios y la frescura de la fruta, un concepto fresco y publicitario fusionado en uno solo.

Anuncios

Coméntame..

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s