Coches voladores, un coche de Apple, coches sin piloto ¿qué más?


Coches voladores, coches de Apple, sin piloto ¿Y lo siguiente?
Coches voladores, coches de Apple, sin piloto ¿Y lo siguiente?

Ayer vi en Mashable una noticia que me dejó boquiabierto, y como hace mucho que no hablo de innovación en el blog, aprovecho la ocasión. Se trata de los primeros coches voladores que ya se están diseñando en Massachusetts, USA, por la empresa Terrafugia, con el modelo TF-X que veis en la imagen.

El concepto es un coche como el que habitualmente conocemos para 4 personas, híbrido que puede volar y que tu puedes conducir, pero no solo eso, sino que para los neófitos también contará con pilotaje automático, similar a los que está desarrollando Audi, Nissan o Google para los coches normales (los que no vuelan..). Os dejo un vídeo.

Algo que parece más de ciencia ficción que de realidad, pero que tendremos disponible dentro de unos años para todo el mundo. Inicialmente será objetos de lujo, reservados a unos pocos. Calculan que empezarán por $270,000 aunque aún no han publicado cuales serán los precios definitivos, ya que necesitan estar más cercanos al momento de la producción para saberlo cierto. Lo que no hay duda es que con el tiempo se volverán accesibles económicamente para la mayoría, como ya ocurrió con los vuelos en avión, o los coches en su momento.

Por otro lado, empresas como Apple son vistas como perfectas candidatas para hacer un coche más seguro que un Volvo, marca conocida ampliamente por su seguridad. Y es que, no solo avanzamos con la innovación, sino que las empresas punteras en ella, además de ser recompensadas por su esfuerzo en cash y stock, también son reconocidas por los consumidores como marcas capaces de hacer cualquier cosa.

En el caso de Apple, al meterse en otros campos muy distintos de los ordenadores y revolucionar dicho mercado, como ocurrió al hacer los mejores mp3 portátiles (los iPod), teléfonos inteligentes (iPhone), tabletas (iPad), relojes (iWath), etc. O Nike con las tecnologías del Yo cuantificado, o como Google con sus smartglass (Google Glass) o con los coches (Google Car).

Y es que la innovación, a pesar de tener un precio muy alto, también por su riesgo asociado, tiene una grata recompensa, a veces no apta para todos.

Anuncios

Coméntame..

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s