Las consecuencias de la compra de fans y followers


Las consecuencias de la compra de fans
Las consecuencias de la compra de fans

En Internet, como en cualquier otro sitio, cuando algo tiene éxito, sorprendentemente siempre salen las formas de intentar a conseguir lo mismo, pero por el camino fácil. Pero este camino, a diferencia del de hacerlo bien optimizando recursos y mejorando el rendimiento dentro de lo razonable, evidentemente tiene sus innegables consecuencias.

Desde que las empresas se han hecho un hueco en las redes sociales, uno de sus objetivos en estos entornos siempre ha sido: llegar a cuanta más gente mejor, para mediante el contenido que más les interesa a sus usuarios y la conversación que mantenemos con ellos poder trasladarles el mensaje, para lo que necesimos conseguir engagement.

Pero a nivel de sector, a veces esto se traduce en: cifras para el cliente, para el superior o para la competencia, y las cifras por sí solas pueden parecer muy frías si no se tiene en cuenta que en realidad cuando se habla de fans o followers se está hablando de personas que simpatizan con la marca y/o sus productos o servicios, de seguidores de su filosofía o forma de entender el mundo, o fans incondicionales (los menos), pero no solo son un número, siempre son algo más.

En la actualidad a nadie se le escapa que existen opciones de compra de fans en Facebook y de followers en Twitter, que a más de uno que se lo trabaja desde cero le sorprendería y ruborizaría, pero no son nunca un opción válida, más que para ir hacia atrás en nuestro objetivo, engañando, o bien al cliente, o directamente a nosotros mismos.

Has de tener en cuenta, que si compras fans, no estás comprando personas interesadas en la marca, sino: usuarios inventados creados solo para eso, usuarios de lugares donde ni siquiera saben de donde es tu marca y para que sirve, usuarios temporales que más tarde serán borrados, usuarios que te siguen a cambio de que les sigas y que luego dejarán de seguirte, y usuarios que en definitiva no traerán interacción ni actividad a tu comunidad, y si lo hicieran, nunca sumarán beneficios a la empresa, porque no serán nunca potenciales compradores de ella, y menos aún posibles prescriptores de la marca.

Cuando llevas a cabo una estrategia de Social Media adecuada, y tratas continuamente de fidelizar a tu audiencia en base a contenidos que les interesen, estando en línea con ellos, tu crecimiento será orgánico. Tus seguidores, además de ser reales, y de interaccionar y compartir los contenidos, que es la clave de todo esto, estarán tremendamente segmentados por el interés que os une, y serán completamente tu público objetivo, porque cada uno de ellos te lo has trabajado y convencido desde cero a mano.

En consecuencia de todo lo anterior, si en tu estrategia de SM consideras la compra de fans, lo que te ocurrirá es que aunque llegues milagrosamente a las cifras propuestas de seguidores, de ningún modo alcanzarás los resultados en ROI, y cuando hablo de ROI me refiero a rentabilidad, porque nunca un número inflado de seguidores inservibles va a aportar nada absolutamente al negocio. Como mucho que te sean detectados y cerrada la cuenta, o directamente eliminados del día a la mañana, quedándose igual que antes de la compra.

Es por ello, que no es en absoluto recomendable esta práctica, porque es como inflar el número de páginas vistas del panel de control de estadísticas de la web, para parecer mejor, que te estarías haciendo trampas al solitario.

¿Conoces muchos casos de estos? ¿Has visto casos cercanos de consecuencias dramáticas?

Anuncios

6 comentarios en “Las consecuencias de la compra de fans y followers

  1. Excelente punto de vista. Yo creo que existe miedo al momento “0” fans o “0” followers y con cierta razón pues si una marca no tiene fans le va a costar arrancar y siempre es preferible hacerlo con un número nuestro, por ejemplo 1000 y a aprtir de ahí que vengan los reales.

    Hicimos pruebas en el pasado con una mini red social. Aquella en la que introdujeron perfiles iniciales “a mano” atrajo muchos más usuarios que la que em pezó de cero… así que tiene su importancia en cierto modo… es como el síndrome del bar que está vacío…

    1. Gracias Antonio. Desde luego los comienzos son difíciles y el síndrome del bar vacío es una realidad, pero aunque al inicio comprar fans te pueda parecer que has salvado el momento inicial y que los demás vendrán por ver que ya tienes, el resultado en realidad será aún peor, porque los que tienes serán como fantasmas que están sin estar, en una red social propia crear perfiles no lo veo recomendable, pero en Facebook o en Twitter se nota de lejos. Y por otro lado, siempre veo mejor invertir ese gasto en una acción pública o un evento de entrada o un sorteo para arrancar que en hacerlo de forma incorrecta.

Coméntame..

Introduce tus datos o haz clic en un icono para iniciar sesión:

Logo de WordPress.com

Estás comentando usando tu cuenta de WordPress.com. Cerrar sesión / Cambiar )

Imagen de Twitter

Estás comentando usando tu cuenta de Twitter. Cerrar sesión / Cambiar )

Foto de Facebook

Estás comentando usando tu cuenta de Facebook. Cerrar sesión / Cambiar )

Google+ photo

Estás comentando usando tu cuenta de Google+. Cerrar sesión / Cambiar )

Conectando a %s